5 Recomendaciones para mantener y reforzar la Experiencia del Empleado en momentos de crisis global

Experiencia Empleado Crisis

En la actualidad, muchas empresas utilizan la “terapia de choque” que nos afecta a todos para volver al modo de “supervivencia”, con un efecto drástico e impredecible en los empleados. Por un lado, esto es completamente comprensible y razonable, por otro lado, es solo un logro a corto plazo de la disminución actual de la demanda y la presión de los costos. Incluso si el estado proporciona ayuda financiera, no debe subestimarse el efecto psicológico secundario sobre la satisfacción de los empleados, a pesar de la excelente comunicación y la humanidad demostrada.

Ahora más que nunca, todas las empresas deberían pensar en cómo mantener la experiencia de los empleados, a pesar de las restricciones financieras y de mercado. Debido a que las personas no olvidan, las experiencias negativas en particular permanecerán en la mente y la psique durante mucho tiempo.

 


 

Compartimos con vosotros 5 recomendaciones sobre cómo una empresa puede seguir actuando de manera orientada a los empleados, sin presupuesto, sin plan de proyecto, y sin perder talento después de que la crisis global haya terminado.

 

¡Vamos allá!

 

Recomendación 1: Todos significa todos

TODOS los empleados son importantes para poder realizar la actividad comercial.  No se trata de “ordenar” quién se necesita en este momento y quién no, porque volveríamos a entrar en la discusión omnipresente: quién es más importante que el otro, quién hace qué contribución, etc. TODOS significa TODOS. Los vendedores no pueden vender si Marketing no desarrolla productos y/o servicios. Los equipos no pueden crecer si RRHH no contrata empleados. Los departamentos de IT no pueden proporcionar soporte técnico si nadie lo solicita, y los clientes no pueden comunicarse con nadie si no hay un equipo en el Call Center.

TODOS estamos presentes en el recorrido del cliente de nuestros clientes, algunos en contacto directo y muchos otros en la oficina administrativa. Y TODOS somos relevantes para la competitividad de la empresa, ahora y en el futuro.

Por ejemplo, en lugar de dejar que unos empleados continúen trabajando al 100% (o más) y otros estén casi sin actividad, las tareas se pueden redistribuir para que la carga de trabajo sea razonablemente igual para todos. Algunas cadenas de supermercados nos muestran cómo: los empleados de la sede central ayudan a los colegas en los supermercados, turnándose con ellos para compartir la carga de trabajo de estas semanas.

 

Recomendación 2: Comunicación fuerte, auténtica y objetiva

La comunicación del equipo directivo debe provenir ahora de una única fuente y ser auténtica, objetiva y al mismo tiempo prometedora. Todos los empleados ya saben lo que está pasando; está en los periódicos o se está volviendo viral en las redes sociales. La comunicación interna no puede ser de uno a uno.

Como responsables de una empresa o del equipo de Comunicación o de RRHH, esto significa plantearse:  ¿Qué perspectiva puedo dar sobre el futuro una vez hayamos superado la crisis? ¿Cómo puedo dar indicaciones de plazos en tiempos de incertidumbre? Esto requiere coraje, pero también un compromiso claro con nuestra propia vulnerabilidad como seres humanos.  Aquí necesitamos inspiración del autor de El Principito, Antoine de Saint-Exupéry:

 

“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo.

Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho” .

 

Con esta actitud, es más fácil superar los malos momentos y mantener la motivación.

 

Recomendación 3: Manejo inteligente y medido de la transparencia

En los últimos años, ha sido tendencia el concepto de transparencia 100% en el liderazgo, en la toma de decisiones, en la gestión y en la comunicación. En tiempos de gestión de crisis, esto solo se recomienda parcialmente. El motivo es que no todos los empleados son “maduros” para una transparencia del 100%. Aunque esto siempre se dice, en muchos casos genera estrés, miedo, incertidumbre e incluso desesperación cuando esta transparencia significa informar de que la empresa puede ir a la quiebra. Estos sentimientos pueden conducir rápidamente a problemas psicosomáticos y enfermedades graves. La dosis correcta de transparencia y enfoque en la información relevante es un acto de equilibrio entre la presentación racional basada en hechos y la cercanía empática con la realidad individual de cada empleado. Esta no es una tarea fácil pero el solo hecho de tratar de encontrar el equilibrio racional y emocional, ya es una experiencia positiva para los empleados.

 

Recomendación 4: Es tiempo para innovar, mejorar y aprender de todo lo bueno

Ahora más que nunca, los empleados pueden participar en actividades que potencien el innovar, el formarse, el formar a los compañeros y el fortalecer la actividad diaria de la empresa. Con preguntas potentes como “qué hacemos bien”, “cómo son nuestros procesos”, “qué podemos mejorar”, “qué productos/servicios deberíamos ofrecer en el futuro y cómo podemos desarrollarlos”, “quién está haciendo qué particularmente bien y podría ser una mejor práctica interna”, etcétera.

Cada empleado puede participar y dar su opinión. Siempre hay suficiente trabajo y, cualquier empresa sólida, debe tener un cierto “colchón” para poder salvar los tiempos de inactividad. Y el tema de la formación es, por supuesto, evidente e imprescindible. ¡La oferta actual online nunca había sido tan variada, interesante y accesible, como ahora!

 

Recomendación 5: Promover el NOSOTROS en lugar del YO

Por último, pero no menos importante. Promover la cultura NOSOTROS en lugar de la cultura individual del YO relacionada directamente con el rendimiento. Cualquiera que solo vea su propio desempeño como empleado y, por lo tanto, se ponga en primer plano y cuestione el desempeño y la contribución de los demás, en realidad no debería ser parte de la empresa …

Por difícil que parezca ahora: en una crisis siempre se ve quién realmente respalda a la empresa y quién solo fingió en su propio interés. Actualmente necesitamos mirar mucho más allá de factores como la productividad y rendimiento. Debemos buscar y valorar habilidades como el trabajo en equipo, la cercanía con los compañeros, la solidaridad, la ayuda y la flexibilidad. Todas las decisiones internas de la empresa se toman a través de los canales informales, y si son comprensibles desde la perspectiva de los empleados, respaldan e impulsan una experiencia de empleado positiva y diferencial.

 

Deseamos que estas 5 recomendaciones os sean útiles y que os den fuerza y ánimos para seguir adelante como siempre! Seguimos a vuestro lado.

¡Un caluroso abrazo virtual!

 

This post is also available in: Inglés