,

¿Cuentas con un plan de COMUNICACIÓN INTERNA en tu empresa?

comunicacion interna empresa

En un mundo actual donde la felicidad de un equipo determina, más que nunca, el resultado de un servicio y la satisfacción del cliente, contar con el mejor plan de COMUNICACIÓN INTERNA se convierte, más que en una sugerencia, en una obligación.

¿Qué es la comunicación interna?

“Lo que no se comunica no existe” es una cita del escritor Gabriel García Márquez que perfectamente podría ser aplicada a cualquier situación de nuestro día a día incluyendo, por supuesto, nuestro lugar de trabajo. Especialmente en un momento en que ha quedado más que demostrado que la satisfacción de un empleado es el pilar básico para la mejor organización de un equipo y su consecuente proactividad, apostar por la COMUNICACIÓN INTERNA se convierte en la más vital de las estrategias.

“Lo que no se comunica no existe” es una cita que perfectamente podría ser aplicada a cualquier situación (Gabriel García Márquez) Click Para Twittear

Lejos de la creencia de que una buena COMUNICACIÓN INTERNA es un lujo que no toda empresa puede permitirse, lo cierto es que tan solo son necesarias las pautas apropiadas para conseguirlo. 

Consejos para un buen plan de COMUNICACIÓN INTERNA

La importancia de la COMUNICACIÓN INTERNA de las empresas pasa, en primer lugar, por establecer una estrategia que contemple todos o algunos de estas recomendaciones:  

  • Un manual corporativo: “No lo sabía”, “ No es lo que se acordó”, “Pensaba que…” Frases de este tipo son recurrentes en aquellas empresas donde el intercambio de información no fue el correcto durante los primeros encuentros. Por ese motivo, comenzar con un manual corporativo atractivo, comprensible y conciso que englobe las principales políticas de la empresa será un aliado esencial para evitar malentendidos en el futuro. Tener en cuenta todos los formatos posibles: apps, digital, videos, etc. Huir del manual corporativo tradicional que es extenso y con tecnicismos. 
  • Una red social interna: Aplicaciones como Workplace o Slack, permiten a un equipo trabajar a través de redes internas que fomenten la comunicación y el factor instantáneo entre los empleados de una organización. Además, se pueden crear canales específicos para fomentar la aportación de ideas innovadoras, para comunicaciones corporativas, para la participación en eventos sociales, para el ocio, etc. 
  • Reuniones periódicas: Conocer los puntos de vista de cada empleado no se limita al email o el teléfono; también requieren de un “tête-à-tête” que permita manifestar mejor los problemas y abordarlos de la forma apropiada a través del diálogo. Es importante tener capacidad de síntesis, de escucha activa y saber formular las preguntas clave. Los empleados no se deben sentir cuestionados o criticados por sus opiniones, al contrario, se debe fomentar la participación sin perder de vista la educación, la tolerancia y la visión positiva de la situación.
  • Actividades: Talleres de mindfulness, seminarios de técnicas comunicativas o incluso una charla explicativa acerca del método Lego Serious Play (o cómo expresar ideas a través de piezas Lego)… Cualquier actividad enfocada a la comunicación positiva entre cada uno de los miembros del equipo no solo ayuda a despertar nuevas motivaciones, sino también a fomentar un mayor compromiso. Todo ello, después debe poderse usar en el día a día como ampliación o complemento a sus propias habilidades profesionales. 
  • Encuestas: Las Employee Satisfaction Survey (o encuestas de satisfacción para empleados) suponen el complemento final a cualquier programa de COMUNICACIÓN INTERNA que, a pesar de las implementaciones anteriores, permita medir la satisfacción de los empleados de forma individual y tener datos que nos permitan comparar la situación de diferentes períodos y según las acciones aplicadas.

Si buscas asesoramiento para consolidar tu propio plan de comunicación interna, en Buljan & Partners contamos con los mejores servicios para ti y tu empresa.

¿Quieres descubrir cómo?  

Nos leemos en el próximo post 😉