,

Por qué necesitas aplicar el CAMBIO CULTURAL a tu empresa

aplicar el cambio cultural

Aspectos como la visión, la proactividad o la eficiencia nutren el ADN de una empresa que, en ocasiones, debe adaptarse a nuevos niveles de la mejor forma. ¿Aún no conocías el CAMBIO CULTURAL en las empresas?

Al igual que las personas, la vida o el mundo en sí, las empresas también se nutren de unos valores, hábitos, creencias y costumbres llevados a cabo por un equipo y sus respectivos responsables. Hasta ahí, bien. Pero, ¿y si todo lo que hasta ahora creíamos que “estaba bien” no es suficiente? ¿Y si tenemos que enfrentarnos a nuevos cambios que permitan a nuestra organización mejorar su trayectoria?

¿En qué consiste el cambio cultural?

El CAMBIO CULTURAL en las empresas es el proceso que permite gestionar la transición de una organización hacia un nuevo nivel. Este cambio en la columna vertebral de la empresa no solo consiste en cambiar la cultura en sí (costumbres y hábitos), sino también modificar las estrategias de cambio de cultura empresarial a la hora de alcanzar nuestros objetivos. Básicamente, definir el comportamiento de una empresa a la hora de responder a un cambio.

Ante todo, la base de un CAMBIO CULTURAL en las empresas obedece no sólo al verbo “querer”, sino también a “poder”, lo cual no solo implica factores como la digitalización, la inversión o la reestructuración sino, especialmente, convencer a los empleados y fomentar unos valores compartidos que estos estén dispuestos a llevar a cabo.

Pasos para llevar a cabo el CAMBIO CULTURAL de la empresas

Potenciar el CAMBIO CULTURAL en las empresas se entiende de muchas formas, pero todas ellas pasan en primer lugar por el equipo. ¿Están satisfechos tus empleados? ¿Están entrenados para abordar el sentido de urgencia? ¿Y qué tal la formación? Os comentamos los pasos para llevar a cabo estrategias de CAMBIO CULTURAL en las empresas para que puedas aplicarlos a la tuya con total decisión:

El sentido de urgencia

La urgencia es una mecha y, como tal, la principal señal de alarma a la hora de movilizar a un equipo. Eso de “verle las orejas al lobo” no solo implica convencer a todos los departamentos de la organización, sino comprometerles a actuar. ¿Y esto como se consigue? Sigue, sigue leyendo.

¿Y los objetivos?

Somos conscientes del cambio pero, ¿y de los objetivos? Definir la meta que queremos alcanzar en esta nueva fase es clave a la hora de ejecutar diferentes acciones. Si además te propones objetivos a corto plazo y los transmites al resto con toda la claridad posible, mucho mejor.

Formación y roles

Si eres el director de tu empresa, sabes perfectamente que tú solo no podrás con todo. Por ese motivo, invertir en formación – por ejemplo, aplicada a la digitalización de una organización – para tus empleados y asignar nuevos roles que te ayuden a encauzar el cambio será lo más recomendable.

Eliminar obstáculos

Puede que no todos tus miembros hayan entendido tu visión, que otros no estén de acuerdo o que unos pocos, básicamente, se resistan. Tratar de entender el punto de vista de estas personas y actuar en función del feedback es vital a la hora de asegurarte que todos estáis en el mismo barco. Y que navegáis hacia un mismo rumbo.

Ampliar los plazos

Una vez somos conscientes de los resultados obtenidos con los objetivos a corto plazo, debemos asegurarnos de extenderlos, de dar vida al cambio. Estos solo se consigue analizando, mejorando procesos y apostando por los beneficios.

Si en tu caso aún sigues perdido o buscas empezar de cero, en Buljan & Partners podemos ayudarte a llevar el CAMBIO CULTURAL a tu empresa.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.