,

Propósito 1: La Experiencia del Empleado NO dependerá sólo de RRHH

experiencia de empleado

5 propósitos para mejorar la

Experiencia de Empleado en 2019

El año 2018 fue proclamado “el año de la Experiencia de Empleado” y el comienzo de 2019 es un momento ideal para plantearse cómo ha sido el balance de la situación en nuestras empresas, y cómo podemos seguir mejorando para ilusionar y fidelizar al talento que las forma.

En este artículo y en los 4 siguientes que publicaremos semanalmente, os explicaremos nuestros 5 propósitos para 2019 en Experiencia de Empleado. Para que sea una realidad para el empleado y no una visión sin fundamentos.

 


Propósito 1: La Experiencia del Empleado NO dependerá sólo del área de RRHH

La Experiencia de Empleado debe formar parte de la estrategia de la empresa como base para asegurar una excelente Experiencia de Cliente. El talento tiene impacto en el negocio. Click Para Twittear
  • ¿Cómo vamos a conseguir cambios en la cultura si nuestros empleados no están motivados? ¿Cómo vamos a lograr que los empleados crean en nuestro propósito si viven diariamente a incoherencias o falta de transparencia?
  • ¿Cómo van a dar las mejores experiencias si no les proveemos de lo básico?

Como veremos en este, y en los siguientes propósitos, en la relación del empleado con la empresa influyen muchos aspectos: el ambiente de trabajo, la cultura de la organización, el equipo, la correcta organización de tiempos y tareas, la gestión del estrés, el trato y liderazgo de los responsables jerárquicos, la confianza y el empoderamiento, los beneficios, el reconocimiento, la motivación y el estímulo, las posibilidades de crecimiento, la transparencia, la conciliación real, la comunicación y la forma en que nos comunicamos o la manera de resolver conflictos… ¡Todo! Y debe ser tenido en cuenta, para ir mejorándose poco a poco.

Según el primer Barómetro de la Experiencia del Empleado (BEX), desarrollado por B&P, enEvolución y el IE, las fases más importantes para los empleados son las del “durante”, es decir la convivencia en el día a día, crecer como persona y profesional y consolidar su carrera. El desarrollo, aprender en el trabajo, promocionar, las condiciones, obtener reconocimiento, la organización y la resolución de conflictos aparecen en este estudio como puntos destacables tanto para una buena experiencia de empleado (o gains) como para una mala (pains). Esto significa que son puntos de contacto importantes en los que las empresas tienen el potencial de ser referentes en la experiencia de empleado. Y queda mucho por hacer.  Son momentos en los que el equipo, los líderes y la gestión del día a día son fundamentales.

Es importante que la Experiencia de Empleado forme parte de la estrategia de la empresa.

Si el área de RRHH no está presente en los comités de dirección y se considera un “área de apoyo”, difícilmente vamos a vincular el impacto de la experiencia de empleado en la cuenta de resultados. Click Para Twittear

La labor del área de Recursos Humanos es imprescindible, captando, cuidando y reteniendo el talento desde su posición para conseguir el mayor rendimiento, pero hay una serie de factores en los que no tenemos tanto control, entra en juego la cultura de la empresa, la gestión de los líderes en los equipos y la responsabilidad individual, que será reforzada por un trabajo holístico que permee a todas las capas de la empresa.

¿Está en tu estrategia de empresa un plan de Employee Experience? ¿Crees que realmente es necesario?

Descarga el informe del 1er Barómetro de la Experiencia de Empleado BEX

Si crees que te podemos ayudar en tu plan de Experiencia de Empleado, contacta con nosotros!  

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *