Conoce la DIFERENCIA ENTRE CLIENTE INTERNO Y CLIENTE EXTERNO

cliente externo interno

El proceso de gestión de un servicio se conforma de numerosas personas, siendo la DIFERENCIA ENTRE CLIENTE INTERNO Y CLIENTE EXTERNO el mejor parámetro a la hora de reconocer a los diferentes consumidores de tu producto o servicio. 

¿Quién es el cliente externo?

Durante muchos años, algunas empresas han pensado que existía un único tipo de cliente. Esa persona que recibe el producto o servicio y da un feedback que permite mejorar el sistema interno de la empresa y el propio producto. Este es el conocido como cliente externo, quien a su vez se podría dividir en diferentes tipologías: 

  • Cliente leal: El pilar de cualquier empresa, ya que se estima que genera hasta un 50% de los beneficios de la misma. Un fiel defensor de la marca asiduo a consumir todos nuestros productos de forma repetida en el tiempo. 
  • Cliente impulsivo: Aquel cliente que, tal y como su nombre indica, se guía por impulsos, siendo un tipo de cliente al que hay que saber guiar en todo momento. 
  • Cliente basado en la necesidad: Es aquel cliente que consume solo aquello que necesita en función de un momento concreto o una carencia rutinaria. 

¿Quien es el cliente interno?

Visto el anterior caso, podemos llegar a pensar que el cliente externo es el único que conforma el ciclo de servicio como receptor final de un producto. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar en las diferentes personas que aportan su grano de arena al proceso: el cliente interno es el empleado, los proveedores, los socios de la empresa, etc. los cuales, a su vez, se pueden dividir en diferentes tipologías: 

  • Ejecutivo: Es aquella persona que conserva una relación más cercana con los externos, sabiendo lo que quieren en todo momento.
  • Comercial: Aquellos que tienen una relación directa con los diferentes departamentos de una empresa, por lo que mantiene una visión clara de lo que el cliente externo necesita.
  • Operativo: Se limita a elaborar el producto cuyos parámetros nacen de los anteriores tipos de cliente interno. 
La diferencia entre el cliente interno y el cliente externo reside en el grado de familiaridad que cada uno mantiene con la empresa. Click Para Twittear

Ejemplos de cliente interno y cliente externo

De este forma, la DIFERENCIA ENTRE CLIENTE INTERNO Y CLIENTE EXTERNO reside en el grado de familiaridad que cada uno mantiene con la empresa. El cliente interno es todo aquel proveedor, supervisor o empleado que colabora en la producción de un servicio o producto, mientras que el cliente externo es la persona que contrata el producto final. 

Como ejemplo de cliente interno, tenemos al empleado del equipo de atención al cliente, al colaborador que escribe un texto corporativo para el blog o al cliente misterioso de una cadena de restaurantes. Por otra parte, como ejemplo de cliente externo encontraríamos al consumidor de la hamburguesa de ese restaurante o al turista al que deben reembolsar el retraso de un vuelo. 

Clientes diferentes que pertenecen a un ciclo que necesita de tantas perspectivas como personas satisfechas.

Si buscas conocer aún mejor a tu cliente interno y al cliente externo y diseñar experiencias memorables para cada uno de ellos, te podemos ayudar a trazar tu plan de acción Customer Centric. 

¿Hablamos?