Cultura de empresa centrada en la Experiencia de Empleado: ¿Cómo lograrla?

felicidad empleado

Fomentar una cultura centrada en las personas y la motivación en el ambiente de trabajo siempre suponen la perfecta base mediante la que potenciar el espíritu de una empresa y, por ende, la experiencia que entrega a sus clientes. Sin embargo, muchos aún se siguen preguntando cómo conseguir una cultura de empresa centrada en las personas.

¿Qué es una cultura de empresa centrada en las personas?

Recibimos el feedback de un cliente, no muy bueno en este caso. Al parecer, el hotel que había elegido en Salamanca no era el mismo que el agente de viajes le había incluido en el contrato. Casualmente, este agente no tenía buena relación con la operadora del departamento de Producción encargada de “montar” el viaje la cual, a su vez, no estaba demasiado contenta con el hecho de no sentirse valorado por sus compañeros y su jefe.

Este es tan solo uno de los muchos ejemplos que encontramos en el día a día de ciertas empresas. Escenarios donde se mascan guerras frías secretas, prejuicios y tensiones o grandes problemas de comunicación que suponen la antítesis de un buen ambiente de trabajo. O mejor dicho, de una cultura centrada en las personas. Un factor que, tal y como indica su nombre, supone aquel entorno de trabajo en el que la motivación, comunicación y proactividad coexisten formando un todo que impulsa la actividad de una empresa y la satisfacción de los clientes.

El problema llega cuando estamos demasiado lejos del mismo.

Los beneficios de contar con una cultura de empresa centrada en las personas son muchos. Click Para Twittear

Beneficios de una cultura de empresa centrada en las personas

Los beneficios de contar con una cultura de empresa centrada en las personas son muchos, si bien estos son los más importantes:

  • Mayor productividad: Mejorar la gestión de los recursos disponibles, la relación entre los empleados (y su compromiso) y una mejor gestión de los tiempos de trabajo siempre incitaran a un mejor ambiente en cualquier empresa.
  • Aparición de líderes: Fomentando una cultura empresarial favorable se da pie a la creatividad y la motivación, impulsando la aparición de personas dispuestas a tomar el liderazgo de un equipo o una tarea. El liderazgo en el sentido de liderar, no de ser jefe de alguien.
  • Resolución de conflictos: Si el ambiente de trabajo está centrado en las personas y sus necesidades, podremos resolver mejor aquellos problemas que puedan surgir y, por ende, aproximarse antes al objetivo. Así practicamos de primera mano la tan demandada empatía.

¿Cómo crear una  cultura de empresa centrada en las personas?

Si tu equipo cada vez adolece de la comunicación y proactividad necesarias, estos son algunos consejos a la hora de crear una cultura centrada en las personas:

  • Observar la interacción, comunicación, y la forma de colaboración de los equipos. ¿Qué lenguaje se está utilizando? ¿Qué símbolos se utilizan en la comunicación escrita? ¿Cómo se están realizando las reuniones de trabajo? Invertir tiempo y recursos en la observación y escucha activa son fundamentales.
  • Conocer el feedback de los empleados: Conocer la opinión del equipo de tu empresa basada en su realidad como empleado no solo te permitirá abordar su punto de vista a la hora de mejorar los procesos, sino que la empatía fomentará un mayor compromiso por parte de cada miembro. Si, además, les reconoces el trabajo y ofreces una compensa (salario emocional), la productividad será aún mayor.
  • Proporcionar un lugar de trabajo adecuado: ¿Todos los departamentos trabajan integrados en un mismo espacio? ¿Cuenta cada uno de ellos con las herramientas que necesita? El escenario laboral supone la base “higiénica” sobre la que construir el resto de factores para una cultura centrada en las personas.
  • Fomentar la comunicación: Escuchar a tus empleados, aportar soluciones, invitar a talleres de co-creación o realizar actividades que permitan una mayor interacción bilateral. La comunicación es primordial cuando se trata de llegar al final del asunto y conocer todas las diferentes perspectivas.
  • Optimizar los procesos, tareas y organización: Proporcionar las herramientas para la correcta organización de las tareas y llevar una gestión adecuada de los procesos permitirá no solo dar con la clave, sino ahorrar tiempo y ganar en productividad.
  • Flexibilidad horaria: Facilitar a tus empleados la conciliación de vida personal y laboral no solo ayuda a reducir su estrés, sino que aumenta la productividad y fomenta una valoración positiva de la organización por parte del equipo.
  • Co-creación con los empleados: Empresas como Coca-Cola, Apple o Nike fomentan esta práctica, la cual consiste en la participación de los empleados en la creación de un producto o servicio, ya sea a través de valoraciones, encuestas o la posibilidad de crear un prototipo ellos mismos.
  • Reconocimiento: El reconocimiento no solo siente las bases de la confianza mutua entre los diferentes miembros de un equipo, sino que fomenta la proactividad de quien se siente motivado tras una valoración positiva.

Si tu empresa experimenta una cultura centrada en las personas, en Buljan&Partners te asesoramos acerca de cómo crearla  a medio plazo, para que se quede. No dudes en contactar con nosotros para descubrir cómo podemos ayudarte.

Hasta el próximo post 😊