¿Tú también cuentas con equipos de alto rendimiento? ¿O no?

gestión de equipos alto rendimiento

 

¿Cuentas con ese empleado entusiasta que siempre está abierto al cambio? ¿Aquella persona cuyo sentido de la responsabilidad marca la diferencia? ¿Y la perfecta combinación entre ambos? Sigue leyendo y descubre el potencial de los equipos de alto rendimiento para tu empresa.

 

¿Qué son los equipos de alto rendimiento?

En tu empresa cuentas con un equipo de personas que, de forma individual, funcionan perfectamente: el empleado que se encarga del área de marketing, el experto en recursos humanos, etc. . . Pero, ¿suman un valor añadido entre ambos? He ahí la cuestión que resuelven los equipos de alto rendimiento. 

A diferencia de los equipos convencionales, los EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO se componen de personas que, entre sí, suman una serie de habilidades que potencian la proactividad de un grupo en función del objetivo a alcanzar.

Algo así como si Iron Man y Spider-Man uniesen fuerzas contra Thanos, pero aplicado al ámbito laboral. 

Los EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO se componen de personas que, entre sí, suman una serie de habilidades que potencian la proactividad Click Para Twittear

Perfiles de empleados

Cuando te dispones a conformar un equipo de alto rendimiento, que los perfiles se complementen prima por encima de que se repitan, ya que esto entorpecería el trabajo. Para ello, necesitas formar un equipo que se conforme de los siguientes cuatro tipos de perfiles o roles

  • El líder: Imprescindible en cualquier equipo, el líder se encarga de crear la columna vertebral del plan de trabajo, dirigirlo y supervisarlo. Ante todo, prioriza en los objetivos, siendo el referente del resto del equipo. 
  • El creativo: Este perfil aporta esa magia tan necesaria en cualquier negocio. Una creatividad que requiere de alguien que sea espontáneo y nada tímido a la hora de exponer su lluvia de ideas sin importar cuántas, ya que su misión es conseguir los objetivos a través de métodos innovadores, únicos. 
  • El operativo: Hay personas que prefieren prescindir del liderazgo o la creatividad, sintiéndose mucho más cómodos a la hora de seguir un patrón de tareas y cumplirlas en función de los plazos y objetivos marcados. 
  • El motivador: Los anteriores roles desempeñan un trabajo, pero pueden tener roces en algún momento. El perfil motivador es aquel que concilia a todas las partes y se encarga de aportar el entusiasmo e inspiraciión necesarios para continuar el proyecto. 

Cómo gestionar los EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO

A la hora de gestionar los equipos de alto rendimiento, el mencionado perfil motivador puede convertirse en el perfecto nexo entre el resto de partes, pudiendo aplicar test y metolodogías como al DISC, de la cual ya hemos hablado anteriormente en nuestro blog. 

Estas personas deben realizar un seguimiento del equipo, evaluarlo y emitir un análisis diario preciso, si bien la perfecta combinación de perfiles siempre nacerá del departamento de recursos humanos y el uso de diferentes técnicas. 

Y es que los beneficios de los EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO van más allá de un simple objetivo: se trata de aportar un valor añadido mediante personas que, al interactuar, provoquen chispas en el mejor de los sentidos. 

Si tú también quieres contar con EQUIPOS DE ALTO RENDIMIENTO en tu empresa, no dudes en consultar a Buljan & Partners y nos pondremos manos a la obra. A encontrar a tus mejores “Vengadores”.